En esta Semana Santa, ¡cuidado con los mariscos!

Fecha de creación: Noviembre 10 de 2018
Ojo con los mariscos esta Semana Santa

Se acercan las vacaciones de Semana Santa y con ellas el consumo irresponsable de los mariscos. Por esto, el Ministerio de Salud quiere hacerte varias recomendaciones frente al consumo de pescados y mariscos para evitar que se presenten enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).

Primero, lo más importante. Las medidas básicas de salud pública para determinar la calidad y frescura del pescado y los maricos parten por adquirirlos en lugares que mantengan las medidas sanitarias establecidas para su conservación.

Toma nota:

-  Los pescados, mariscos, carnes y demás alimentos deben mantenerse a temperaturas seguras de refrigeración

-  Cocinarlos por completo, especialmente la carne, el pollo y los pescados.

-  Deben consumirse bien cocidos, lo más frescos posibles y de reciente preparación, evitando descongelar y congelar nuevamente o cocinar grandes cantidades de alimentos si no los va a consumir en un tiempo corto.

-  En cuanto a los crustáceos menores como camarones y langostinos, no deben presentar manchas negras, olor desagradable o desprendimiento entre cabeza y tronco.

-  Los calamares deben tener la piel lisa, suave y húmeda, sin manchas sanguinolentas o extrañas.

-  Los mejillones, u otros moluscos bivalvos, deben tener las valvas cerradas y una vez cocidos, abrirse. Si están abiertas, hay que comprobar que se cierran con un ligero golpe.

-  Se recomienda que las pencas de bacalao salado tengan un aspecto seco y sin puntos rojos o negros en su superficie, ya que ello indicaría que tienen hongos.

-  Algunos signos de alarma por intoxicación con alimentos son: fiebre elevada, sangre en las deposiciones, vómitos prolongados, deshidratación, disminución en la orina, sensación de mareo y enfermedad diarreica por más de tres días. Consulta a tu médico.

Para más información visita www.minsalud.gov.co

Gobierno Cercano
Comente aquí la noticia

Comentarios